Hoy en día las organizaciones buscan cada vez más optimizar su infraestructura de TI de forma efectiva. Pero, ¿cómo podemos manejar correctamente los activos software para obtener unos resultados satisfactorios? A continuación, pasaremos a mostrar una serie de buenas prácticas en gestión de activos hardware y software para llevar a cabo en la organización.

Consejos para una buena Gestión de Activos Sofware

  1. Elegir la herramienta correcta de SAM: para ello es importante crear una base sólida, sino, el programa SAM no podrá funcionar.
  2. Determinar donde se encuentran los activos software: se necesita saber cuales son las aplicaciones software que se están ejecutando en la compañía. La información a recopilar será tipo de licencia, términos del contrato, utilización del espacio en disco…
  3. Monitorizar el uso del software: necesario para maximizar los activos actuales y tomar futuras decisiones de compra. Los datos del uso real pueden ayudar a identificar qué aplicaciones están siendo utilizadas por la mayoría de los empleados, las que consumen el tiempo productivo de los mismos y las que acaparan innecesariamente su red.
  4. Inventario del software, uso y recuento de licencias: es muy importante determinar cómo se compara el número de licencias que posee la organización con el inventario real y los datos de uso. Este proceso puede ser complicado si las fuente de datos se encuentran en lugares diferentes.

Las iniciativas de gestión de activos software puede brindar beneficios tangibles a la compañía, pueden evitar compras innecesarias, negociar mejores contratos y maximizar el gasto. Tener una mejor visibilidad de sus activos le permitirá agilizar sus iniciativas de compliance y evitar multas por incumplimiento.

Para más información acerca de Gestión de Activos de Software contacte con Quenta o a través de info@quenta.es