Las tecnologías como el machine learning, el deep learning y la inteligencia artificial serán las piedras angulares de las futuras defensas contra ciberataques, debemos reconocer que nuestros adversarios también están trabajando con estas tecnologías para innovar e implementar nuevas amenazas. Como ocurre a menudo en el mundo de la ciberseguridad, la inteligencia humana potenciada por la tecnología será el factor determinante en la “carrera armamentística” entre defensores y atacantes.”

Existen cinco tendencias clave en ciberseguridad a tener en cuenta en 2018: 

El machine learning tiene capacidad para procesar grandes cantidades de datos y realizar operaciones a gran escala. Todo ello, con el fin de detectar y corregir vulnerabilidades, comportamientos sospechosos y ataques zero-day.

La rentabilidad de las campañas tradicionales de ransomware seguirá disminuyendo a medida que las defensas de los fabricantes, la educación de los usuarios y las estrategias de la industria mejoren.

 Las aplicaciones serverless ahorrarán tiempo y reducirán los costes, pero también aumentarán las superficies de ataque para las organizaciones que las implementan.

La implementación en mayo de 2018 de la nueva Regulación General de Protección de Datos podría desempeñar un papel importante ya que establece reglas básicas sobre el tratamiento y gestión de los datos del usuario en los próximos años. La nueva regulación afecta a las empresas que tienen presencia comercial en los países de la UE o procesan los datos personales de los residentes de la Unión Europea, lo que significa que las organizaciones de todo el mundo se verán obligadas a ajustar la forma en que procesan, almacenan y protegen la información personal de los usuarios.

Las empresas pueden aprovechar la nueva regulación para establecer mejores prácticas que beneficien a los clientes que usan dispositivos de consumo, plataformas de generación de contenido y servicios basados en la nube.

La recopilación a gran escala de información personal y contenido generado por los usuarios abre la posibilidad de que se haga un mal uso de esta información, se abuse de los usuarios y que sus datos se vean comprometidos. Los proveedores de servicios más irresponsables pueden excederse en la recolección y monetización de esta información, que provoca que la privacidad del usuario sea expuesta y los datos y la reputación de los consumidores se vean comprometidas.

Habrá consecuencias regulatorias para aquellas compañías que estén pensando en romper las reglas, pagar las respectivas multas y luego continuar con estas prácticas.

Para más información contacte con Quenta Solutions a través de info@quenta.es