Hoy en día es importante que las empresas cuenten con una herramienta APM (monitorización de rendimiento de aplicaciones), ya que permitirá a las organizaciones detectar fallos  de software, resolverlos en poco tiempo,  ahorrar una gran cantidad de dinero y ofrecer a sus clientes la mejor experiencia de usuario e incrementar su fidelidad.

Es importante que la monitorización del rendimiento de aplicaciones (APM) se base en datos limpios, libres de fallos, esto genera confianza porque proporciona detalles exactos y profundos sobre las interdependencias en todo el ciclo de vida del software: desarrollo, pruebas y transición a la producción.

La transformación digital implica que se debe crear mejor código y más rápido con menos ventanas de pruebas. Incluso si se está cambiando de versión de software de un año para otro, esta presión impacta en los procesos de desarrollo y calidad. Las métricas de rendimiento se ofrecen a través de múltiples y diferentes herramientas, pero los desarrolladores no están realmente aprovechando la información para mejorar el rendimiento de las aplicaciones.

Si el éxito de la compañía depende de ofrecer una experiencia digital excepcional a los usuarios, solo hay una cosa de la que hay que asegurarse: tener una aplicación de calidad y sin fallos. Y eso solo se consigue teniendo herramientas para medir el rendimiento de las aplicaciones a las que nos les falte ningún dato.

Los actuales consumidores digitales,  tienen grandes expectativas en sus interacciones online. Tienen poca paciencia con una lenta experiencia online y múltiples alternativas al alcance de su mano. Las empresas ven la necesidad de ofrecer una experiencia online sencilla a sus clientes. Cada punto de contacto de la cadena de la aplicación digital representa un punto de potencial riesgo o fallo, o una oportunidad de asombrar a los clientes.

En los próximos años, las empresas verán cómo lo digital afecta a la mayor parte de sus ingresos y la mayoría de ellas aún no está preparada para este cambio.

Para más información sobre Application Performance Management contacta con Quenta o a través de info@quenta.es