Efectivamente SaaS elimina algunos de los problemas asociados con la gestión del cumplimiento de acuerdos, por eso muchos se preguntan ¿por qué necesitamos administrar activos de software cuando usamos SaaS?. Esta pregunta refleja una comprensión fundamental de SaaS y un malentendido de los beneficios reales de SAM.

SaaS elimina el requisito de un análisis forense del uso de software, el vendedor sabe exactamente lo que está consumiendo en todo momento. Es mucho más fácil de suministrar que el software tradicional en las instalaciones. La gestión del cambio, los sistemas de despliegue de software, la gestión de políticas y otros sistemas han evolucionado para alertar a las empresas sobre situaciones tales como las métricas de licencia para el software en las instalaciones.

Muchos entornos SaaS no hacen nada par alertar que han superado los límites, los vendedores de SaaS detallan que se pagará en caso de que excedan los términos iniciales del acuerdo. Estas sanciones no están muy lejos del tipo que los clientes se encuentran al final de las tradicionales auditorías de software.

SAM, en el mundo de SaaS  está preparado para asegurar y supervisar el consumo de las diversas métricas de licencia para las herramientas SaaS en uso. En vez de herramientas SaaS que eliminan la necesidad de SAM, han hecho que toda la disciplina sea más importante en términos de gestión de costes y de forma más compleja en términos de seguimiento de consumo de licencias.

Para más información acerca de Gestión de Activos de Software contacte con Quenta o a través de info@quenta.es