Todas las organizaciones tienen alguna forma de infraestructura de TI y licencias software. El coste de licencias de software es de millones de euros y es una parte vital de la gestión de un negocio, es fácil ver el por qué un número cada vez mayor de empresas están siendo proactivas con la gestión de activos de software (SAM).

La proliferación de dispositivos y la facilidad con la que los usuarios pueden acceder a los servidores y datos corporativos ha contribuido a un mayor énfasis en las auditorías de licencias de software realizadas por los principales proveedores de software. Dado que los usuarios empresariales y de otros grandes software representan la mayor fuente de ingresos para muchos proveedores, es fácil ver por qué Microsoft y otros se están centrando en recuperar los ingresos correspondientes.

Las auditorías de software son dinero fácil para los proveedores, intentan realizar algún tipo de auditoría en sus clientes de gran volumen al menos una vez cada tres años, aunque a menudo tienen derecho a hacerlo anualmente. Las auditorías fuerzan la relación entre los proveedores de software y sus clientes. Hay casos en el proveedor de software elige no auditar a ciertos clientes debido a razones estratégicas.

Para más información acerca de Gestión de Activos de Software contacte con Quenta o a través de info@quenta.es