Una buena estrategia de gestión de activos de TI, puede proteger a una empresa contra auditorías de cumplimiento de licencias por parte de los proveedores de software , proporcionar una imagen de los sistemas y software que ha pagado la organización, así como cuánto se está utilizando y ayudar a TI a justificar un estrategia específica. Si, por el contrario, una empresa no implementa una estrategia de gestión de activos de TI , o si lo hace, pero no correctamente, el mayor riesgo es que pueda abrirse a una serie de problemas y potencial multas de proveedores de tecnología.

SAM es la parte de la administración de activos de TI  que busca asegurar que la organización cumpla con los acuerdos de licencia  y no exceso de gastos en software.

Un objetivo importante de cada iniciativa SAM es facilitar el descubrimiento de activos de software, garantizar la validez de los acuerdos de licencia de usuario final  y validar el uso apropiado del software libre. Para automatizar la forma en que se recopila la información de múltiples fuentes de inventario móvil, de escritorio, de centro de datos y de nube, el software SAM auditará el número de licencias de software adquiridas y reconciliará el número de licencias instaladas.

Gestionar los activos de software es vital para mantener una plataforma de TI altamente flexible y actualizada. Para la mayoría de las organizaciones, la principal fortaleza de las herramientas de SAM reside en la capacidad de administrar licencias de software contra contratos acordados. En muchos casos, esto no es sólo un caso de contar las licencias y compararlas con cuántas se permite usarlas. La experiencia de dominio significa que los matices de los contratos pueden ser utilizados con la mejor ventaja.

Para más información acerca de Gestión de Activos de Software contacte con Quenta o a través de info@quenta.es